Todo lo que tienes que saber sobre el Oktoberfest

Todo lo que tienes que saber sobre el Oktoberfest

Por Lingoda Team
September 15, 2016

Nos arriesgamos a asumir que prácticamente cualquier adulto que viva en algún país occidental ha oído hablar alguna vez del Oktoberfest. Como seguramente hayas adivinado, este festival de la cerveza tiene sus orígenes en Alemania, donde se continúa celebrando año tras año. El Oktoberfest alemán original es de Múnich, pero hoy en día se pueden encontrar imitaciones de este gran festín de cerveza y salchichas en cualquier lugar de Alemania ¡o del mundo! El “de verdad” tiene lugar en Theresienwiese (Wiese = pradera) en Múnich. Una cosa que puede resultar confusa del Oktoberfest es su fecha, ya este festival comienza a mediados de septiembre y dura hasta el primer fin de semana de octubre, por lo que casi sería más adecuado llamarlo Septemberfest. Este año el Oktoberfest empieza el día 17 de septiembre y durará un día más que de costumbre, ya que el lunes 3 de octubre es festivo en Alemania (por motivos que os explicaremos en las próximas semanas en este blog).

La pregunta “¿por qué se celebra el Oktoberfest?” podría perfectamente responderse diciendo “¿por qué no?”, ya que al menos nosotros no podemos pensar en ninguna razón en contra de litros de cerveza y atracciones de feria. No obstante, más allá de la diversión, el Oktoberfest cuenta con unos antecedentes históricos que han hecho que se convierta en una tradición perdurable y en uno de los emblemas de la ciudad de Múnich. En este artículo os contaremos un poco más de los motivos por los que este festival de la cerveza alemana se celebra cada año, qué ocurre allí y cuál es la gastronomía típica que podréis degustar.

 

 

¿Cuál es el origen del Oktoberfest?

Érase una vez, había un rey muy popular y querido llamado Luis I de Baviera. Tal y como ocurre en los cuentos de hadas y en la vida real, Luis I se enamoró de la bella princesa Teresa de Sajonia-Hildburghausen (de ahí el nombre de Theresienwiese). Decidieron contraer matrimonio el 12 de octubre de 1810 y, como tenían dinero de sobra y un gran amor que compartir, decidieron invitar a todos los ciudadanos de Múnich a la celebración. Como esta celebración en la que corrieron litros y litros de cerveza fue tan divertida, el festival comenzó a repetirse con éxito año tras año. Poco a poco se fueron incorporando más cosas al banquete, como las atracciones de feria y los desfiles; y aquí estamos hoy, más de 200 años después y aun celebrando a la feliz pareja (si no tenemos en cuenta las múltiples infidelidades cometidas por Luis).

 

¿Qué se hace en el Oktoberfest?

El Oktoberfest comienza tradicionalmente en el penúltimo sábado de septiembre al mediodía, cuando el alcalde de Múnich abre el primer barril de cerveza y grita O’zapft is – la pronunciación bávara de “angezapft ist es” (ein Fass anzapfen = espitar un barril) – para anunciar que el barril está abierto y que la cerveza fluye.

El Theresienwiese (o también Festwiese) está plagado de enormes carpas que se instalan allí durante el verano. Estas carpas están regentadas por diferentes destilerías de cerveza que sirven seis deliciosas cervezas diferentes propias de Múnich. Hay restricciones que impiden a los adolescentes entrar a algunas carpas, por lo que es importante tener en cuenta a qué carpas puedes ir. Además de la cerveza, las carpas varían en ambiente, decoración y popularidad. Os recomendamos que decidáis a qué carpa queréis ir en función de vuestros gustos personales: ¿Preferís que haya mucha gente o algo más tranquilo? ¿Os importa tener que esperar para encontrar asiento o no tenéis mucha paciencia?

La respuesta la pregunta “¿Qué hacer en el Oktoberfest?” está clara: ¡beber cerveza! De hecho, en el festival hay una enorme cantidad de cerveza que consumir. La cerveza se sirve en jarras de un litro (que se llaman Maß) y siempre hay que dar 10 euros por ellas, incluso si cuestan menos, ya que se considera de muy mala educación no dejar una propina a tu camarera. Las camareras llevan los típicos trajes regionales bávaros conocidos como Dirndl y la mayoría de ellas son capaces de llevar al mismo tiempo más cervezas de las que tú serías capaz a beber. También se sirven bebidas no alcohólicas y hay un Weinzelt (carpa de vino), ¡pero nadie quiere ser visto bebiendo vino en el Oktoberfest de Múnich!

Por supuesto, en el Oktoberfest hay más cosas que hacer además de beber cerveza. Este maravilloso festival de la cerveza se trata de una celebración colectiva. La gente canta, corea y baila en común, a veces incluso encima de las mesas. Las actividades del Oktoberfest también incluyen una gran selección de atracciones de feria y puestos donde puedes comprarles a tus seres más queridos un Lebkuchenherz, un corazón hecho de pan de jengibre.

En cuanto a la vestimenta, mucha gente opta por llevar los trajes tradicionales. Ya hemos hablado del Dirndl para las mujeres, pero no podemos olvidarnos del equivalente masculino, el Lederhosen. No obstante, hay muchos bávaros que consideran que solo un auténtico bávaro debería llevar Lederhosen.

 

 

Oktoberfest: comida y bebida

Hay muchas especialidades bávaras que no puedes perderte en tu visita al Oktoberfest. La comida del Oktoberfest incluye Brezn (pretzels grandes), Haxn (codillo de cerdo asado), Obazda (una crema de queso típica de Baviera), Hendl (pollo asado) y muchos otros.

Algunas carpas abren una hora antes de comenzar a servir cerveza y permiten que lleves tu propio desayuno. Sin embargo, ten en cuenta que debido a recientes regulaciones de seguridad, no está permitido acceder al Oktoberfest 2016 con piezas de equipaje grandes.

Antes hemos hablado brevemente de la bebida del Oktoberfest. Tal y como mencionamos, seis destilerías de cerveza diferentes ofrecen su propia cerveza. Entre ellas difieren ligeramente en el sabor y el contenido de alcohol, pero quizás lo mejor sea probarlas todas. Eso sí, recuerda la palabra Prost! (¡salud!) para no quedar mal cuando alguien quiera brindar contigo. Los más atrevidos pueden incluso llevarlo al siguiente nivel y corear con la multitud: Oans, zwoa, gsuffa! (¡uno, dos, a beber!).

 

10 palabras y frases típicas de Baviera que te serán útiles en el Oktoberfest  

Bávaro Alemán estándar Traducción Explicación Ejemplo
Biafuizl (der) Bierdeckel Posavasos Un posavasos para la cerveza. Los camareros lo utilizan habitualmente para llevar la cuenta del número de Maß que has pedido. “I hob scho drei Maß auf am Biafuizl”

 Ya tengo tres Maß en mi posavasos

Brezl/Brezn (die) Bretzel Pretzel La mejor forma de sobrevivir a todas las Maß: ¡un pretzel bávaro recién horneado! “I kannt ‘etz a Bretzl guad gebraan”

Ahora mismo me comería un pretzel

Haisl (das) Häuschen Lit.: casa pequeña La palabra típica para referirse al servicio (especialmente si se trata de uno portátil) en Baviera. “Wo is’ns Haisl?’

¿Dónde está el servicio?

Haxn (das) (Eis-)bein Lit.: pierna La pierna de cerdo (similar al codillo) suele preparase guisada o asada. “Dess Haxn is narrisch guad”

Este codillo es delicioso

Hendl (das) Huhn Lit.: pollito Un pollo asado, normalmente partido al medio y servido con un Semmel (panecillo). “A Hendl, a Brezn und an Obatzdn“

Un pollo asado, un pretzel y queso.

Maß (die) Maß Un litro de cerveza El nombre bávaro para las típicas jarras de cerveza de un litro que se sirven en el Oktoberfest. “I häd gern a Maß bitte”

Una jarra de cerveza, por favor

O zapft is! Angezapft ist es! ¡Está abierto! Anuncio oficial que hace el alcalde de Múnich al espitar el primer barril de cerveza, dando así inicio al Oktoberfest.
Oans, zwoa, g’suffa! Eins, zwei, gesoffen! ¡Un, dos, a beber! Un dicho típico de los brindis, que se dice a la vez que se chocan las jarras de cerveza.
Wiesn (die) Wiesen Lit.: praderas “Wiesn” es como llaman los bávaros al Oktoberfest. “I moag die Wiesn”

Me gusta el Oktoberfest

Wos sogsd? Was sagst du? ¿Qué dices? Frase útil para cuando un bávaro con unas cuantas cervezas de más comience a hablarte en el dialecto de la región.

 

Aprende alemán y disfruta el Oktoberfest al máximo

Sin duda, si sabes alemán podrás disfrutar mucho más de tu visita al Oktoberfest en Alemania. En Lingoda y de la mano de nuestros profesores nativos, podrás aprender más acerca de las variedades del alemán, lo que te ayudará a entender el acento bávaro sin problemas. Y es que, seamos sinceros, ¡seguro que te lo pasas mejor cantando y coreando canciones tradicionales alemanas que bebiendo tu Maß de cerveza en silencio!