7 consejos para volver a aprender un idioma tras una larga pausa

7 consejos para volver a aprender un idioma tras una larga pausa

Por Erin McGann
October 12, 2021

El aprendizaje de idiomas es un proyecto a largo plazo, así que no es de extrañar que a veces hagamos una pausa. Tal vez lo hayas dejado durante el verano, o tal vez tu trabajo te haya tenido ocupado. Es comprensible. Aquí tienes nuestros siete consejos para retomar el aprendizaje de idiomas tras una larga pausa.

1. Piensa en positivo
2. Retrocede un poco
3. Tómate tu tiempo
4. Empieza con poco
5. Amplía tu exposición al idioma
6. Establece un objetivo (o dos)
7. Date una recompensa

Comienza tu viaje hacia la fluidez


1. Piensa en positivo

Sea cual sea el motivo de tu pausa, es hora de empezar de nuevo. Trata de abordar tu renovado viaje de aprendizaje de idiomas con una mentalidad positiva en lugar de sentirte culpable. Sé sincero contigo mismo sobre los motivos por los que tu progreso se estancó y introduce algunos cambios esta vez. Tal vez no te hayas fijado objetivos concretos ni hayas programado el tiempo necesario para seguir con tus clases después de que haya terminado un curso. No pasa nada. Ahora estás avanzando y eso es lo importante.

2. Retrocede un poco

Es natural que se te olviden las cosas cuando te tomas un tiempo de descanso en tus habilidades lingüísticas. No intentes volver al punto en el que lo dejaste, pero da unos pasos atrás y repasa. No se trata de retroceder, sino de consolidar tus conocimientos para que, cuando sigas adelante, estés preparado. Repasa tus apuntes de clases anteriores y formula algunas frases. Incluso vuelve a repetir algunas clases si puedes. Esto puede ayudarte a mentalizarte de nuevo sin la presión de intentar aprender también material nuevo.

3. Tómate tu tiempo

Es tentador repasar con rapidez, sin leer realmente las construcciones gramaticales que se recuerdan a medias y hojeando el vocabulario porque te suena vagamente. No te apresures. El repaso es tan útil como trabajar el material nuevo. Puede que encuentres cosas que antes no entendías, ahora sí que los entiendes gracias al tiempo que estuviste fuera. Puede ser muy gratificante repasar el material que aprendiste anteriormente, y aumentará tu confianza para abordar nuevos niveles.

Comienza tu viaje hacia la fluidez

4. Empieza con poco

No hace falta que te lances directamente a un curso intensivo de idiomas para volver a ponerte en marcha en tu viaje de aprendizaje. Descárgate algunas aplicaciones nuevas y trabaja en el vocabulario durante unos minutos al día, nombra cosas en tu idioma objetivo mientras realizas tu rutina diaria o imagina una simple conversación con alguien y habla tu parte en voz alta en la ducha. Todo ello ayuda a poner en marcha el engranaje lingüístico.

5. Amplía tu exposición al idioma

Volver a clase está muy bien, pero intenta sumergirte también en otros aspectos de la cultura. Echa un vistazo a los blogs gastronómicos y a los Youtubers en tu idioma objetivo, haz una lista de reproducción para el karaoke en el coche o añade algunos creadores de TikTok en tu página “Para ti”. Así adquirirás nuevo vocabulario y también conseguirás que tu cerebro se adapte al ritmo de tu idioma objetivo.

6. Establece un objetivo (o dos)

Es fácil volver a desviarse del camino si no te marcas unos objetivos. Los objetivos de grandes logros están muy bien, pero pueden hacer que te desanimes a corto plazo. Establecer objetivos a corto y medio plazo es una buena forma de seguir motivado. Las clases de Lingoda se organizan como capítulos, con ocho clases por capítulo. Analiza cuántas clases puedes tomar realmente y establece tus objetivos. Dos clases a la semana, con una extra el fin de semana, pueden hacer que termines un capítulo en un mes. Anota estos objetivos. Incluso algo en tu aplicación de notas te ayudará.

7. Date una recompensa

Alcanzar un objetivo es una gran sensación, pero también lo es una recompensa concreta, como un nuevo cuaderno elegante o regalarte un delicioso trozo de tarta. Incluye alguna recompensa por alcanzar tus objetivos, aunque sea algo pequeño como un bolígrafo nuevo. Celebrar adecuadamente tus progresos es tan importante como establecer esos objetivos en primer lugar. Anímate a publicar en las redes sociales que has terminado un mes de clases de idiomas dos veces por semana después de tomarte una larga pausa. Es impresionante. Y sin duda inspirarás a otras personas a retomar su propio aprendizaje de idiomas.

Sigamos adelante

Establecer algunos objetivos a corto y medio plazo, preparar algunas recompensas, organizar tus sesiones de repaso y crear nuevas listas de reproducción te permitirán alcanzar el éxito con tus nuevos objetivos de aprendizaje de idiomas. Recuerda pensar en positivo y progresarás.

Comienza tu viaje hacia la fluidez


Erin McGann es una escritora autónoma canadiense que se centra en los viajes, la vida en el extranjero, la paternidad, la historia y la cultura. Tras casi una década viviendo en el Reino Unido, Erin se instaló en Heidelberg (Alemania) con su marido y su hijo. Llevar a su familia a todos los castillos y museos al aire libre es una de sus actividades favoritas, junto con la costura, el tiro con arco y la recreación histórica. Puedes consultar su blog de viajes y seguir su obsesión por las casas con entramado de madera en su Instagram.