¿Tienes una agenda profesional muy apretada? Cómo sacar tiempo para aprender idiomas

por Adriana Stein
March 03, 2021
¿Tienes una agenda profesional muy apretada? Cómo sacar tiempo para aprender idiomas

Aprender un nuevo idioma es todo un reto, especialmente cuando tu carrera profesional ocupa todo tu tiempo. Pero no solo estarás ahorrando dinero a largo plazo, sino que también abrirás nuevas oportunidades de negocio y podrás conversar con la gente del lugar. Queremos ayudarte a distribuir tu tiempo para que puedas conseguir tus metas con los idiomas. Así que aquí tienes algunas de las mejores maneras de sacar tiempo para aprender idiomas, incluso cuando estás superocupado.

8 maneras de aprender un idioma incluso con un trabajo absorbente

Ahora que has decidido aprender un nuevo idioma, analicemos cómo puedes compaginar los estudios con tu trabajo a tiempo completo. ¡Solo tienes que encontrar el equilibrio adecuado que mejor se adapte a tu estilo de vida!

1. Elige una plataforma de aprendizaje flexible

Si eres como yo, que ya te resulta complicado encontrar un rato para hacer algo de ejercicio, lo último que necesitas es una clase con la que perder el tiempo yendo y viniendo y aumentando tu nivel de estrés. Por eso la flexibilidad de horarios que ofrece Lingoda es perfecta para personas con agendas muy apretadas. Aprender un idioma con los cursos online de Lingoda es completamente flexible, ya que puedes programar tus clases con profesores cualificados y unirte desde tu casa, en cualquier zona horaria y con varios idiomas diferentes.

Como dicen en inglés: awesome!

Puestos de trabajo en los que aprender un idioma aumenta tus posibilidades de éxito

2. Reserva un momento libre de estrés para aprender todas las semanas

¿Tienes montones de reuniones por las mañanas? Si es tu caso, tal vez lo mejor sería dedicar un rato después de la cena a aprender el idioma. ¿O tal vez estás más despejado por la mañana? ¡No hay problema! Entonces, reserva un hueco de 15 a 20 minutos y haz que aprender un nuevo idioma forme parte de tu rutina matutina, justo cuando te sientes con más energía.

Según mi experiencia, apuntar los días y las horas exactos junto con los objetivos que quiero alcanzar cada semana me ayudó a progresar muchísimo. Sea cual sea el momento del día que elijas, trata de mantenerlo constante. ¡Dentro de tres meses, estarás alcanzando el éxito en el aprendizaje de idiomas!

3. Encuentra un buen profesor

Todos hemos sufrido a ese profesor aburrido que se sienta en su mesa y nos habla con voz monótona, con un gesto desganado en el rostro. Por otro lado, seguro que también recuerdas al profesor que te embarcó en una aventura educativa que nunca podrás olvidar (como cuando la señorita Schutz nos llevó a la clase de tercero a pasear en trineo alrededor de la escuela, ¡supongo que nos estaría inculcando el gusto por la espontaneidad!).

No cabe duda de que el profesor del que vas a aprender realmente marca la diferencia. Por lo tanto, cuando elijas el tuyo, asegúrate de elegir uno que te haga permanecer atento y activo.

Un gran ejemplo es una de las profesoras de Lingoda, Nancy. Su pasión por la enseñanza se hace evidente cuando explica que su amor por viajar al extranjero, por Quebec y Puerto Vallarta, es un elemento vital en su enseñanza. Si estás aprendiendo francés, seguro que te interesa participar en alguna de sus clases.

¿Qué significa ser bilingüe?

4. Comprométete a largo plazo

Muchas personas que deciden aprender un nuevo idioma a menudo se rinden al poco tiempo.

¿Por qué sucede esto?

Me alegra que lo preguntes.

Es fundamental tener paciencia con uno mismo y también recurrir a tus conocimientos previos. Por ejemplo, hay más de 20.000 palabras con la misma raíz en español que en inglés, como “”problema”” (problem) o “”solución”” (solution). Tomar nota mental de este vocabulario fácil fortalecerá las conexiones neuronales en tu cerebro.

Haz todo lo posible por dedicar cada día un momento a practicar el idioma, aunque solo sean 15 minutos. Cuando hablar un segundo idioma es parte de tu rutina diaria, inevitablemente se convierte en parte de tu nuevo estilo de vida. Por ejemplo, en la próxima pausa para el almuerzo en el trabajo podrías usar tan solo vocabulario en inglés.

5. Pide a otra persona que te supervise

Según mi propia experiencia, tener a alguien que supervise tu trabajo siempre ha sido productivo. Piénsalo…, no quieres decepcionar a esa persona, por lo que sientes la necesidad de seguir practicando y aprendiendo. Pídele a un amigo, a un familiar o incluso a un compañero de trabajo que se reúna contigo dos veces por semana para revisar tu progreso.

No importa si esa persona habla o no el idioma que estás aprendiendo. De hecho, aprender enseñando hace que fijes mejor los conocimientos, y por otro lado, si tu supervisor domina el idioma, te ayudará a alcanzar tus objetivos. ¡Un auténtico win-win!

Cómo usar el aprendizaje de idiomas para mejorar la memoria

6. Celebra tus logros para mantener la motivación

¿Recuerdas cuando tenías 8 años y en casa te premiaron con helado por tener buenas notas en la escuela? Esa misma energía es la que tienes que sentir a medida que vas alcanzando tus metas en el aprendizaje del idioma. Un pequeño capricho cuando sabes que te lo has ganado siempre es una gran idea, ¡incluso si sigue siendo helado!

7. Equilibra el aprendizaje divertido con el aprendizaje más profesional

Como ya hemos mencionado, para aprender un nuevo idioma es importante la cuestión del equilibrio (¡y un poco de diversión!). Aprende no solo vocabulario empresarial, sino también palabras y frases en argot, así encajarás en tu nuevo entorno de trabajo y sonarás como un hablante nativo. Conseguir el equilibrio entre ambos registros te ayudará a no perder el interés.

A pesar de que yo misma soy bastante empollona, llega un momento en que no puedo seguir con más clases de economía y política, y necesito un poco de creatividad y cultura para mantener la motivación. Así que, sea cual sea tu combinación de intereses, asegúrate de aplicar ese mismo equilibrio en tus clases de idioma.

Por qué traducir el idioma que estás estudiando no te ayudará a aprenderlo

8. Integra el aprendizaje de idiomas en tu trabajo

Ya que estás aprendiendo un nuevo idioma para mejorar tu carrera, ¿por qué no usarlo ya mismo en tu entorno laboral? Ya sea chateando con tus compañeros de trabajo o escribiendo correos electrónicos e informes, pensar en un nuevo idioma y usarlo te ayudará a aprenderlo mucho más rápido.

Ahora ya tienes todas las herramientas que necesitas para dedicarte a un nuevo idioma sacando tiempo de tu apretada agenda laboral. ¡Tú puedes conseguirlo!

Elige un idioma y haz el test de nivel gratuito de Lingoda

Inglés

Alemán

Francés

Español

¿Estás listo para empezar a aprender con Lingoda?

Personaliza tu plan de aprendizaje y disfruta aprendiendo idiomas.

Pin It on Pinterest

Share This