Guía para principiantes en el aprendizaje de idiomas

por Andrea Byaruhanga
January 19, 2021
Guía para principiantes para aprender un nuevo idioma

Si lo que quieres es aprender un idioma, tienes un montón de métodos diferentes para elegir. Y aunque algunos son mejores que otros, no hay una única manera de aprender. Lo que funciona para una persona puede no funcionar para otra, pues a fin de cuentas todos somos individuos únicos. Uses el método que uses, sí que hay ciertas cosas que debes hacer si quieres aprender un idioma. Te contamos algunos consejos que puedes poner en práctica para ponerte en marcha (¡y para seguir avanzando!).

Piensa en tus motivos para aprender un idioma

Lo primero que tienes que hacer cuando decides aprender un nuevo idioma es preguntarte por qué. Conocer la razón por la que quieres ser bilingüe te ayudará a encontrar la mejor forma de lograrlo. ¿Te interesa el francés porque suena romántico? ¿Necesitas aprender inglés porque te mudas al Reino Unido dentro de tres meses?

Una vez hayas identificado tus motivos para aprender, ya puedes empezar a planificar: de cuánto tiempo dispones, a qué ritmo necesitas estudiar, qué tipos de actividades prácticas serán las mejores, y así sucesivamente. Tener claros cuáles son tus motivos también te ayudará a empezar a pensar en tus objetivos de aprendizaje (hablamos de esto a continuación).

Aprender idiomas tiene verdaderos beneficios en tu salud mental.

1. Establece tus objetivos de aprendizaje

Practicar vocabulario o formas gramaticales al tuntún no es una manera efectiva de aprender; así es difícil retener las cosas. Por ejemplo, si quieres poder chatear con hablantes de alemán en las redes sociales, lo más seguro es que no necesites centrarte en el vocabulario empresarial, solo estarías perdiendo el tiempo.

Por eso necesitas establecer unos objetivos de aprendizaje inteligentes, o SMART:

Specific/específicos: Tus objetivos deben ser lo más detallados posible.

Measurable/medibles: Tienes que ser capaz de comprobar o de medir tu progreso.

Achievable/alcanzable: No te propongas sueños irreales que sean imposibles de alcanzar.

Relevant/relevante: Debes marcarte tus metas en función de tus propósitos (la razón por la que estás aprendiendo).

Time-bound/plazo definido: Ponte un límite de tiempo para ayudarte a seguir por la senda correcta.

Si estableces tus objetivos SMART, tendrás claro en qué tienes que centrarte para lograrlos. También verás lo cerca o lejos que estás de tu objetivo y si necesitas hacer algún ajuste en la forma en la que estás aprendiendo. Y además, ¡ir acercándote constantemente a tus metas te motivará a seguir adelante!

Cómo usar el aprendizaje de idiomas para mejorar la memoria

2. Dedícale tiempo

Si te vas a tomar en serio aprender un nuevo idioma, tienes que integrarlo en tu horario habitual. Aprender un idioma no es algo que haces solo cuando tienes tiempo libre, sino que debe formar parte de tu agenda. De la misma manera que (esperemos) reservas tiempo para comer, bañarte, hacer la colada o dormir, también tienes que disponer de tiempo para aprender el idioma.

Una parte muy importante del aprendizaje de un idioma depende de la constancia: si practicas habitualmente, recordarás lo que aprendiste en lecciones anteriores y aprovecharás ese conocimiento. Sin un horario definido, resulta demasiado tentador dejar el estudio para “otro día”. Cuanto menos constante seas, más lento será tu progreso.

Pero debemos tener en cuenta otra cosa: tan importante como es estudiar y repasar habitualmente, también lo es parar cuando sea el momento de pasar a otra cosa. Si no te tomas un tiempo para realizar otras actividades, acabarás agotado y frustrado.

Los mejores idiomas que puedes aprender para los negocios

3. Haz que el idioma forme parte de tu vida diaria

Otro aspecto fundamental para el aprendizaje de idiomas es hacer que forme parte de tu día a día. Cuanto más incorpores el idioma en tus actividades diarias (escuchar podcasts, ver Netflix, leer blogs, charlar tomando un café), más empezarás a pensar en ese idioma y más rápido progresarás. Y además esta es también una manera estupenda de asegurarte de que estás aprendiendo un idioma real y útil.

Por qué aprender un idioma debería ser tu propósito principal de Año Nuevo

4. Comienza con una base sólida

Todos estos consejos te ayudarán a aumentar tus posibilidades de éxito a la hora de aprender un idioma, pero solo si comienzas con una buena base. En otras palabras, tienes que empezar con el curso de idiomas correcto.

Elige un curso de idiomas como Lingoda, que te ofrece lo mejor de lo mejor: clases 24/7 para que siempre se adapten a tu horario, profesores nativos expertos que te guiarán por temas de la vida real, materiales descargables del curso para que refuerces lo que has aprendido en clase, test para comprobar tu progreso y mucho más.

Planificar la mejor manera de avanzar cuando eres un principiante en el aprendizaje de idiomas puede ser difícil. Pero si eliges un curso de calidad y sigues los consejos que aquí te proponemos, ¡alcanzarás tus objetivos con el idioma en poco tiempo!

Elige un idioma y haz el test de nivel gratuito de Lingoda

¿Estás listo para empezar a aprender con Lingoda?

Personaliza tu plan de aprendizaje y disfruta aprendiendo idiomas.