Cómo usar el aprendizaje de idiomas para mejorar la memoria

por Adriana Stein
January 19, 2021
Cómo usar el aprendizaje de idiomas para mejorar la memoria

Todos podemos mejorar un poco nuestra memoria –no importa lo cerca que estemos de la jubilación–, ya sea para recordar cumpleaños y aniversarios importantes, el nombre de su nuevo vecino, ¡o dónde has dejado las llaves!

Algunos sugieren hacer crucigramas y juegos de memoria, pero aprender un nuevo idioma es una gran herramienta para mejorar la memoria.

Te preguntarás cómo se logra mejorar la memoria recordando nuevas palabras y expresiones. La clave está en la estimulación del cerebro. Adriana nos explica algunos de sus mejores consejos para que mejores tu memoria mediante el aprendizaje de idiomas.

7 maneras de usar el aprendizaje de idiomas para mejorar la memoria

1. Saca el máximo partido de la mnemotecnia

Tuve mi primer contacto con la mnemotecnia en la escuela de primaria, como método para recordar hechos específicos o ideas complejas. Las reglas mnemotécnicas nos ayudan a recordar cosas como el orden de los planetas a partir del Sol o cómo se escriben las palabras más difíciles.

Ciertas reglas mnemotécnicas pueden permanecer en nuestras mentes para siempre. Una que recuerdo es “Betty Eats Carrots And Uncle Sells Eggs” para la ortografía de “because”. Han pasado casi 20 años y todavía digo esta frase cada vez que escribo “because” (hablo en serio).

Esta es la razón por la que la mnemotecnia es a la vez una gran herramienta para ayudar a nuestra memoria y también para aprender idiomas.

Para aplicar la mnemotecnia al aprendizaje de idiomas, crea asociaciones que te ayuden a recordar las palabras o las reglas gramaticales que estés estudiando. Por ejemplo, si quieres recordar cómo se dice “mesa” en alemán (Tisch), piensa en una palabra en inglés que suene similar, como “dish” (plato). Piensa que es muy habitual colocar un plato en una mesa. Al establecer una conexión entre los dos términos, te será más fácil recordar la palabra alemana.

Aprender idiomas tiene verdaderos beneficios en tu salud mental.

2. Organiza la materia de estudio

¿Tienes que estudiar largas listas de vocabulario y te sientes agobiado? Entonces, prueba a organizar la lengua. Es decir, aprende el vocabulario en su contexto en vez de palabras individuales. Pueden ser frases o expresiones fijas, cuyas partes siempre aparecen en un orden determinado.

Por ejemplo, “Hey, how are you?” o “Can I have the X?” son estructuras en inglés que puedes usar una y otra vez, porque son expresiones fijas.

Organizar así las palabras es una excelente herramienta para aprender inglés (y cualquier otro idioma), ya que te ayuda a aprender pequeños fragmentos de información (las palabras nuevas) utilizándolos juntos, y así tienes estructuras más grandes que puedes recordar. El resultado es que tendrás a mano una variedad de frases útiles para usar en la conversación, en lugar de un montón de palabras extrañas y aleatorias.

Cómo aprender más palabras en inglés

3. Piensa en el nuevo idioma

Si empiezas a pensar en tu nuevo idioma, este se fija en tu cerebro por más tiempo. Esto es especialmente útil cuando vives en un país extranjero y estás tratando de aprender el idioma, ya que necesitas estar listo para hablarlo en cualquier momento. He comprobado que esto es cierto ahora que vivo en Hamburgo, donde el inglés no se utiliza normalmente, y tengo que hablar alemán en situaciones cotidianas.

Además de ayudarte a aprender el idioma, pensar en el nuevo idioma también ayuda a mejorar tu memoria, puesto que estás desarrollando nuevas áreas de tu cerebro y fortaleciendo tu capacidad natural de concentración.

Maneras de decir “hola” en inglés

4. Construye un palacio de la memoria

Si te gustan las series, entonces seguramente habrás oído hablar del término “palacio de la memoria”. Es famoso el uso del palacio de la memoria de Sherlock Holmes en la serie Sherlock de la BBC. Construyendo un palacio de la memoria, el detective retiene un montón de información en su cabeza, y es capaz de percibir cada detalle y de juntarlos todos en un momento dado.

Puedes emplear un palacio de la memoria para “colocar” las palabras del idioma que estás aprendiendo en ciertos lugares asociados con ellas. Por ejemplo, si estás aprendiendo alemán, empieza colocando las palabras más comunes en alemán alrededor de tu palacio. Así se convertirán en un vocabulario que no vas a olvidar, porque te resultará fácil recuperarlas.

Tu palacio de la memoria tendría que ser un lugar con el que estés muy familiarizado, como un parque local o la casa de tu infancia. Una vez que hayas colocado las palabras que quieres recordar por todo el palacio, tienes que visitarlo con frecuencia para que esas palabras acaben almacenadas en tu memoria a largo plazo.

¿Es el latín una lengua muerta?

5. Combina el aprendizaje de idiomas con otra actividad

Combinando el aprendizaje del idioma con otra actividad desarrollas tu capacidad para la multitarea. La idea consiste en realizar esa otra actividad mientras aprendes el idioma. Un ejemplo es aprender un idioma mediante el juego, ya sea un juego específico para aprender el idioma o simplemente cambiando el idioma de tu juego de ordenador habitual por otro.

También puedes cambiar el idioma de tu plataforma de streaming favorita para reproducir contenido doblado en el idioma que estás aprendiendo, o agregar subtítulos en ese idioma. Otra opción es cambiar la lista habitual de canciones que escuchas cuando sales a correr por un podcast en el idioma que estás aprendiendo, así te mantienes en forma y aprendes al mismo tiempo.

Nuestros 10 Podcasts Favoritos En Inglés

6. Asocia un idioma con un recuerdo

Asociar un idioma con un recuerdo te ayudará a desarrollar la memoria a largo plazo. Cada vez que aprendas una nueva expresión o palabra en un idioma, toma nota de dónde la aprendiste. Si asocias esa palabra con dicho lugar o con la persona que te la enseñó, mejorarás tu memoria a largo plazo.

Por ejemplo, una de las primeras expresiones que aprendí en alemán fue de un nativo que conocí en un albergue mientras viajaba de mochilera por toda Europa. Asociando esa expresión con la persona y el albergue, todo junto, he logrado mantener esas palabras arraigadas en mi memoria.

Pros y contras de aprender un nuevo idioma

7. Desarrolla un equilibrio saludable entre el aprendizaje de idiomas y tu estilo de vida

Comer sano, hacer ejercicio regularmente y llevar un estilo de vida equilibrado te ayuda a mantenerte despierto y memorizar mejor los idiomas.

El ejercicio físico también hace maravillas en la función cerebral, concretamente ciertas actividades físicas que requieren concentración (como practicar squash). Comer los alimentos adecuados también es importante para la salud de tu cerebro. Sí, ¡hay que alimentar correctamente el cerebro! Asegúrate de tomar suficientes ácidos grasos omega-3, vitamina E, antocianina, selenio y ácido fólico.

Y no te olvides de tomarte un descanso de vez en cuando, al aprender un idioma y en la vida en general. Cuando descansas, le das tiempo a tu cerebro para procesar la información y almacenarla por más tiempo, especialmente mientras duermes.

Elige un idioma y haz el test de nivel gratuito de Lingoda

¿Estás listo para empezar a aprender con Lingoda?

Personaliza tu plan de aprendizaje y disfruta aprendiendo idiomas.