El aprendizaje de una nueva lengua a menudo conlleva a una evolución profesional. Muchos de los que deciden mejorar sus conocimientos de inglés desean labrarse una carrera en el extranjero. Y en este caso, tener a mano un currículum perfecto en inglés es claramente esencial. Para ayudarte a alcanzar tus objetivos, hemos recopilado nuestros mejores consejos en cuanto a la estructura, el contenido y el diseño de tu currículum vítae.

Estructura y Diseño

Estructura

En términos generales, tu currículo debe incluir los elementos enumerados a continuación. Ten en cuenta que analizaremos cada uno de ellos por separado en esta entrada para darte un poco de información sobre cuál debe ser su contenido.

  • Tu nombre
  • Datos personales / contacto
  • Objective Statement (opcional)
  • Skills Summary
  • Experiencia laboral
  • Educación
  • Logros, intereses, referencias, etc. (opcional)

Diseño

  • No hay que olvidarse de que la atención de los seleccionadores de personal se dirige directamente a la esquina superior izquierda de tu currículum –tal y como reflejan los gráficos estadísticos de diversos estudios como este– y que además, probablemente, no dedique más de seis segundos a decidir si pareces encajar en el puesto o no. Por lo tanto, ¡asegúrate de incluir la información más importante en esta parte de tu currículum vítae!
  • Tu currículum debe ser fácil de leer y su estructura debe ser lo más clara posible. Toda la información se debe mostrar de una forma que haga sencillo su entendimiento y se pueda recordar fácilmente. Si se te da bien el diseño gráfico, no dudes en incorporar elementos visuales creativos, pero sin alejarte mucho de la sencillez.
  • Utiliza el espacio de manera eficaz y asegúrate de que tu currículo está equilibrado. Esto significa que debes evitar el posicionamiento de la mayor parte del texto en la mitad izquierda de la página, por ejemplo.
  • Lo mejor es utilizar fuentes del tipo sans-serif o arial, ya que este tipo de fuentes son más fáciles de leer en una pantalla de ordenador y además, es muy probable que tu currículum vítae solo sea impreso si logras pasar a la siguiente fase: la fase de la entrevista. Las fuentes serif son, por otro lado, más fáciles de leer en las copias impresas de los textos, por lo que sería también una opción a tener en cuenta en caso de tener que solicitar un puesto por correo ordinario.

 

cv-en-ingles.jpg


Datos personales / contacto

  • Comienza con tu nombre, el cual debe ser escrito utilizando preferentemente un tamaño de fuente más grande que el tamaño utilizado para el resto de tu currículo.
  • También deberías incluir tu dirección de correo electrónico, así como tu número de teléfono. Otros datos que deberás considerar añadir serán tu dirección, los enlaces a tus perfiles publicados en las redes sociales profesionales como LinkedIn y el enlace de las empresas de tus experiencias laborales anteriores, si procede.

Objective Statement

  • El objective statement es un texto corto –debe oscilar entre una y tres frases- que debería explicar en qué punto te encuentras dentro de tu carrera profesional, por qué solicitas ese puesto concreto y por qué tu currículo debe ser considerado. En esencia, se trata de una versión reducida de tu carta de presentación.
  • Alternativamente, puedes utilizar este espacio para incluir un resumen del currículum vítae que destaque tus habilidades más relevantes y se adentre más en tu perfil profesional.
  • Algunos piensan que las declaraciones objetivas están pasadas ​​de moda, así que asegúrate de que la tuya contenga información valiosa y digna de ser expuesta. Si no es así, es mejor no incluir este apartado en tu currículo.

Skills Summary

  • Esta sección está dedicada a exaltar todas tus habilidades destacables y debe incluir un listado que contenga entre cuatro y ocho viñetas. Puedes crear subcategorías si tienes varias habilidades que estén relacionados con un tema o área similar.
  • Sé coherente. Si estás solicitando trabajo en finanzas, tus potenciales contratantes podrían no estar tan interesado en el hecho de que sabes utilizar el programa Adobe Illustrator, por lo que será mejor prescindir de esto, especialmente si andas corto de espacio.
  • Sé específico. Al mencionar una habilidad, incluye siempre tu nivel de experiencia y trata de expresarlo correctamente. Hay una gran diferencia entre alguien que sabe cómo editar un poco el código fuente de una página web y una persona que es capaz de codificar un sitio web completo, así que no permitas que saber cuál es tu nivel sea una adivinanza para el receptor de tu currículo y sé directo y franco con respecto a tus habilidades. Igualmente, sé claro al hablar de tu nivel de competencia en lenguas extranjeras. Y por ejemplo, si estás solicitando un puesto como gerente, indica el número de personas con que contabas en tu anterior equipo.

Experiencia laboral

  • Lo primero que debes saber es que no tienes que incluir todos y cada uno de los puestos de trabajo que has desempeñado. Ajusta tu currículo en función del tipo de trabajo que estás solicitando y no dudes en seleccionar solo tus experiencias más relevantes. Si todavía te encuentras al principio de tu carrera profesional, entonces puedes incluir tus trabajos anteriores, pero no profundices demasiado en aquellos puestos cuyo perfil sea muy distinto del que deseas conseguir.
  • A cada experiencia laboral relevante que poseas deberá acompañarla el puesto de trabajo que desempeñaste, el nombre de la empresa, así como la ciudad en la que se desarrolló y, cuando sea el caso, el país. Lo ideal es incluir el mes de inicio y de finalización, y no solo el año.
  • Añade un poco de información concreta respecto a tus tareas y logros para cada puesto relevante. Utiliza el tiempo verbal pretérito perfecto simple para describir tus antiguos puestos de trabajo y el presente para explicar las tareas que realizas en tu puesto actual.
  • Los puestos de voluntariado así como otros empleos no remunerados deben incluirse si crees que son relevantes para el puesto que solicitas, especialmente si no tienes mucha experiencia en trabajos formales. Estas experiencias también pueden decir mucho acerca de tu nivel de compromiso así como de tu personalidad. ¡Sería un crimen dejarlos fuera!

Educación

  • Esta sección debe incluir los nombres de las escuelas y centros de estudio a los que has asistido, el nombre de cada grado -incluyendo las fechas de comienzo y término de cada uno de ellos- y los lugares en los que se impartieron.
  • Puedes ceñirte a la tendencia de incluir únicamente tu título más reciente, especialmente si has dejado la universidad hace varios años. No hay necesidad de hablar de todas las escuelas a las que has asistido. Y por favor, ¡no incluyas en la lista tu colegio o el centro donde cursaste primaria!
  • Si has asistido a cursos que consideras que son significativos para conseguir el trabajo, refiérete a ellos por el nombre de la titulación correspondiente.

Logros, intereses propios, referencias

  • Idealmente, debes tratar de incluir logros especiales, tales como premios, ascensos, participación en clubes u organizaciones, etc. dentro de otro apartado en función de su tipo, pues por lo general, estos deberían entrar en las categorías de “Experiencia laboral” o “Educación”. Sin embargo, puedes añadir una categoría dedicada a ellos en tu currículo si crees que así tendría más sentido.
  • Aficiones e intereses personales: has de elegir si los quieres incluir o no. No obstante, asegúrate de que son relevantes e interesantes y trata de ser específico, puedes mencionar que disfrutas escuchando música, pero date cuenta que esto no dice nada interesante acerca de ti, mientras que el hecho de que asistas a conciertos de música clásica varias veces al mes sí lo hace. Si no andas sobrado de espacio, no te preocupes si finalmente no incluyes tus intereses personales.
  • Referencias: asegúrate de que las personas que deseas nombrar como tus referencias están de acuerdo en aparecer como tal. Puedes incluirlas en tu currículum, especialmente si se solicitan en la descripción del trabajo.

 

Principales diferencias entre los Estados Unidos y el Reino Unido

Ahora que sabes todo sobre cómo realizar un magnífico currículum en cuanto a contenido y diseño en general se refiere, no hay que olvidar que hay pequeños detalles a tener en cuenta en función de si estás planeando trabajar en los Estados Unidos o en el Reino Unido.

En primer lugar, es obvio que debes asegurarte de usar la ortografía correspondiente al inglés americano si estás solicitando trabajo en los Estados Unidos, mientras que deberás emplear la ortografía propia del inglés británico si por el contrario lo que buscas es un puesto en el Reino Unido. Por ejemplo, realize –”darse cuenta”- se escribe realise en el Reino Unido. ¡Ah!, y hablando de spell –”escribir con buena ortografía” -, a menudo se suele escribir spelt fuera de las fronteras de los Estados Unidos. ¡Pero no es nuestra intención confundirte! Con todo, lo mejor sería pedir un hablante nativo que corrigiera y editara tu currículo si tienes alguna duda.

Si el currículo es para obtener un puesto de trabajo en los Estados Unidos, no incluyas tu fecha de nacimiento, ya que va en contra de las leyes vigentes con respecto a la discriminación por edad. En el Reino Unido también se fomenta su omisión por las mismas razones. Lo mismo ocurre sobre la inclusión de una imagen. A menos que estés solicitando un empleo para convertirte en modelo o actor/actriz, es mejor evitar poner una en tu currículum.

A pesar de todo, los currículos vítae británicos y estadounidenses no son tan diferentes, así que evita mencionar demasiada información personal, ten cuidado con la ortografía y, ¡todo debería ir bien!

Recursos adicionales

Para ayudarte a que tu currículum personal quede del todo perfecto, aquí tienes cuatro enlaces muy interesantes a los que deberías echar un vistazo antes de que tus primeras solicitudes crucen el charco.

 

cv-en-ingles1.jpg

Pin It on Pinterest

Share This