Cómo mantenerse positivo al aprender un idioma
por Grace Grossmann
August 04, 2020

Aprender un idioma puede ser duro. A lo largo del proceso, pasas por altibajos: en un momento dado, crees que ya dominas el idioma y te sientes positivo, pero al minuto siguiente te sientes harto de memorizar y te quedas hipnotizado delante de un programa de televisión. Perder la motivación es algo normal, ¡no te tortures por ello!

Consejos para mantenerse positivo mientras se aprende un idioma

Haz descansos

Ante todo, debes saber que existe el “agotamiento por aprendizaje de idiomas”. ¿No lo sabías? ¡Yo tampoco! Al parecer es tema de discusión en internet y, según HuffPost, “el secreto está en saber cuándo descansar”. En otras palabras, haz descansos y recupera tu energía.

Aprender idiomas requiere un gran esfuerzo intelectual e implica pasar por muchas etapas emocionales. Así que, antes de tocar fondo y agotarte, mantente positivo desconectando de cualquier palabra o sonido y:

  1. Practica yoga.
  2. Haz una meditación de 15 minutos.
  3. Haz un descanso para tomar un té o un café.
  4. Toma una ducha fría rápida o un baño caliente largo (pero no demasiado largo).
  5. Escucha música (no necesariamente en el idioma que estás aprendiendo).

Una vez que sepas cómo desconectar cuando estás aprendiendo un idioma, te sentirás más a gusto. Después de todo, aprender un nuevo idioma debería ser divertido y emocionante. Pero también es un proceso, así que no esperes ser capaz de mantener una conversación con una persona en inglés después de aprender el idioma durante unas pocas semanas o meses. Mantente positivo practicando y procesa lo aprendido relajándote. Recuerda: la mente necesita tiempo para digerir.

Nuestro siguiente consejo sobre cómo mantenerse positivo mientras se aprende un idioma se refiere al hecho de que cada uno aprende a un ritmo diferente, por lo que:

Establece una rutina y unos objetivos

Puesto que el aprendizaje de idiomas depende del enfoque, la actitud y la atención del estudiante, marcarte unos objetivos puede ayudarte a desarrollar tu potencial y ser consciente de tu evolución. A veces lo queremos todo. Creemos que tenemos que ser productivos cada segundo del día y, pese a ello, no dejar de sentirnos en plena forma. ¡Pero así no se hacen las cosas! Tenemos que tomarnos un descanso y establecer unos objetivos, de esta manera el aprendizaje de idiomas se convierte en parte de nuestra rutina.

Crea una rutina desde que empieza tu jornada hasta que acaba e identifica a qué hora del día te sientes más alerta cuando estás aprendiendo un idioma. Todos tenemos momentos específicos del día en los que nuestra capacidad intelectual es mayor, así que averígualo tú mismo estableciendo una rutina. Entonces podrás fijarte unos objetivos.

Si adoptamos una actitud positiva y una mayor conciencia, ¡el aprendizaje de idiomas se convierte en una pasión más que un deber! Cuando encuentres tu rutina perfecta, podrás cambiar la forma en que aprendes un idioma.

Por ejemplo, por la mañana puedes aprender escuchando la radio, y luego hacer algunas actividades de escucha y de registro en tu diario. Más tarde, ya de noche, tu cerebro probablemente necesita desconectar, por lo que practicar yoga con un maestro, hablar con un amigo o ver un programa de televisión podría estar bien.

Así que mantenerse positivo mientras se aprende un idioma se resume en encontrar la forma de estimularte durante el proceso, no en destruirte a ti mismo. Deja de dudar y comienza a aprender con una mente abierta y curiosidad. Y si te estresas, no te preocupes: aprender un idioma mejorará tu paciencia, ¡eso es seguro!

Aprende un idioma pese a tu apretada agenda gracias a Lingoda. ¡Con clases disponibles todos los días, a cualquier hora, puedes establecer tu propio horario y lograr tus objetivos!

¿Estás listo para empezar a aprender con Lingoda?

Personaliza tu plan de aprendizaje y disfruta aprendiendo idiomas.
Artículos relacionados
Elige un idioma y haz el test de nivel gratuito de Lingoda

Pin It on Pinterest

Share This