Palabras alemanas imposibles de traducir

Palabras alemanas imposibles de traducir

Por Lingoda Team
August 18, 2016

Al estudiar una lengua extranjera de cualquier parte del mundo, es importante recordar que cada una de ellas ha evolucionado de forma independiente, por lo que tiene sus propias particularidades. Puede ocurrir, por ejemplo, que un idioma disponga de diferentes palabras para definir un concepto, mientras que otra solo tenga una. Sin embargo, podemos encontrarnos incluso con una situación aún más particular: algunas lenguas tienen palabras que carecen de un equivalente en otras. En muchos casos es porque se trata de una palabra utilizada para describir un concepto que es exclusivo de una determinada cultura. En consecuencia, estas son palabras muy difíciles de traducir o de definir. A continuación, repasamos 8 ejemplos de este tipo de palabras en alemán:

 

 

1. Kehrwoche

Un buen ejemplo de una palabra estrechamente ligada a la cultura de un país es ‘Kehrwoche’, que literalmente significa “semana de barrer”. Este término se refiere a cuando a uno de los vecinos de una comunidad le corresponde hacerse cargo de la limpieza de las zonas comunes con el fin de mantenerlas en buen estado. En Alemania, tradicionalmente era común asignar una ‘Kehrwoche’ a cada inquilino en turnos rotativos. El concepto existe desde hace más de 500 años y engloba tareas como limpiar el portal, barrer la escalera o retirar la nieve de la entrada.

2. Kummerspeck

El término ‘Kummerspeck’ se utiliza para describir el exceso de grasa fruto de comer demasiado durante épocas de estrés o de sensibilidad extrema, tales como las semanas de exámenes para los estudiantes o los días posteriores a una ruptura sentimental. Se trata de una palabra compuesta por ‘Kummer’, que significa “pena” o “preocupación”, y ‘Speck’, la palabra alemana para “tocino” o “bacon”, que coloquialmente se utiliza también para hablar de la grasa acumulada en la zona abdominal. En español no hay ninguna palabra para referirse al “tocino de la pena”. Podríamos hablar simplemente de michelines, kilos de más o el famoso flotador; pero ninguna de estas expresiones hace referencia a que esta grasa es fruto de haberse atiborrado durante un periodo específico.

3. Schadenfreude

Puede que ‘Schadenfreude’ sea uno de los ejemplos más famosos de palabras alemanas sin equivalente en otras lenguas. Este término se utiliza para describir el placer derivado de la mala suerte de otros, o lo que es lo mismo, alegrarse del mal ajeno. Podríamos decir que es el antónimo de “compasión” o “empatía”. Se trata de una palabra compuesta por ‘Schaden’, que significa “daño” o “perjuicio”, y ‘Freude’, un sentimiento de “satisfacción” o “alegría”. Algunas lenguas, como, por ejemplo, el inglés, han adoptado el término alemán ante la carencia de un equivalente en su propio vocabulario.

4. Fernweh

En español tenemos equivalente para la palabra ‘Heimweh’, como “nostálgia”, “añoranza” o la “morriña” de los gallegos. Sin embargo, en alemán también tiene una palabra para referirse al sentimiento opuesto: ‘Fernweh’. Este término se refiere al anhelo de viajar y conocer lugares lejanos, y la consiguiente tristeza por no ser capaz de hacer de este deseo una realidad. En cierto modo, se trata de un concepto que guarda estrecha similitud con la voz inglesa de origen alemán ‘wanderlust’, que literalmente significa “ganas de viajar”, pero ‘Fernweh’ describe una emoción negativa y pesimista.

 

 

5. Schnapsidee

Esta palabra está compuesta por ‘Schnaps’, literalmente “licor” o “aguardiente”, e ‘Idee’, “idea”. Al unir ambas, el resultado es ‘Schnapsidee’, un concepto que describe esas ideas descabelladas que nos parecen totalmente lógicas y verosímiles cuando estamos bajo los efectos del alcohol. Este término se usa no solo de forma literal para las ideas que se nos ocurren al estar borrachos, sino también de forma metafórica para describir una idea tan mala que es digna de una persona en estado de embriaguez.

 

6. Torschlusspanik

El término ‘Torschlusspanik’ es un buen ejemplo de la tendencia del alemán a crear palabras compuestas. En este caso, tenemos tres: ‘Tor’, “portón”; ‘Schluss’, “final” o “conclusión”; y ‘Panik’, “pánico”. Unidas hacen referencia literalmente al temor a que se nos cierren las puertas, es decir, al miedo a perderse algo importante en la vida o a dejar pasar oportunidades de lograr nuestras metas en la vida. Podríamos compararla con la famosa crisis de la mediana edad o con el concepto inglés ‘FOMO, (Fear Of Missing Out)’, que se refiere a la ansiedad y el miedo a perderse algo, especialmente a nivel social.

7. Erklärungsnot

Si combinamos ‘Erklärung’, “explicación”, con ‘Not’, “emergencia”, el resultado es ‘Erklärungsnot’, un término que se refiere a una situación en la que tienes que proporcionar muchas explicaciones. Más específicamente, se refiere al momento en el que tiene que dar con una explicación plausible sobre la marcha con el fin de justificar tus actos. Por ejemplo, tendrás que dar una ‘Erklärungsnot’ si te han descubierto contando una mentira o si necesitas una excusa por no haber hecho algo que se suponía que era tu responsabilidad.

8. Treppenwitz

Por último, tenemos la palabra ‘Treppenwitz’. ¿Os ha sucedido alguna vez que ese comentario ingenioso con el que habríais quedado bien en una conversación o esa respuesta perfecta para ganar en una discusión se os ocurre cuando ya es demasiado tarde? Esto es a lo que los alemanes llaman ‘Treppenwitz’. El término está compuesto por ‘Treppen’, “escaleras”, y ‘Witz’, “chiste” o “broma”. Se utiliza para describir cualquier idea o acción que llega a tu mente cuando ya es muy tarde para que la puedas poner en práctica.

 

 

Aprende alemán con Lingoda

En Lingoda, todos nuestros cursos de idiomas online están impartidos por profesores nativos altamente cualificados. Esto quiere decir que, si te decides a realizar un curso de alemán con nosotros, vas a poder aprender el alemán auténtico de la forma en que se habla en los países de habla alemana. Así conseguirás dominar hasta el vocabulario más complicado y palabras que no tienen equivalentes en tu propio idioma, como las que enumeramos en este artículo.

Los estudiantes tienen la opción de aprender en aulas virtuales con grupos reducidos o mediante clases particulares. Además, nuestros cursos ofrecen total flexibilidad, lo que quiere decir que puedes reservar lecciones cuando quieras y con la frecuencia que quieras, adaptando así tu proceso de aprendizaje tus compromisos y estilo de vida. Los cursos de Lingoda están estructurados de acuerdo con el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas (MCER) y nuestros estudiantes tienen la oportunidad de obtener certificados de idioma a medida que progresan. Lo mejor de todo es que estos certificados están reconocidos por empresas e instituciones académicas de todo el mundo. Descubre más acerca de nuestros cursos de alemán aquí.