Nunca se es demasiado mayor para aprender

por Lingoda Team
July 31, 2019

Con el último Maratón de Lingoda en pleno apogeo, hemos podido hablar con Paul De Stefano, un estudiante de Lingoda, que está haciendo el medio Maratón en español.

Paul no es lo que se podría considerar un típico estudiante. No está estudiando para su carrera universitaria, o para un ascenso, o para preparar un examen. Está estudiando para sí mismo y para proyectos futuros…

Hola, Paul, cuéntanos algo sobre ti. ¿De dónde eres y por qué decidiste realizar el Maratón de Lingoda?

Tengo 65 años, estoy parcialmente jubilado y tengo un especial interés y experiencia en la medicina china. Vivo en Santa Fe, Nuevo México, Estados Unidos. He estado recibiendo dos clases particulares por semana. Empecé desde cero con el español (por Skype) con una gran profesora, María, de Oaxaca. Creía estar haciendo auténtica inmersión, pero luego oí hablar de Lingoda y pensé: «Primero haré la media Maratón». Estuve dando clases seis meses antes de empezar las clases grupales con Lingoda.

¿Cómo programas tus clases?

Durante la primera parte del Maratón, daba las clases por las noches, pero me di cuenta de que mi cerebro está más despierto por las mañanas. Los siguientes quince días programé clases los martes y jueves a las 7, antes de mis clases particulares con María a las 9. En los fines de semana, los sábados doy la clase a las 10, después de mi curso de pilates. ¿Y los domingos? La doy a las 8, antes de mi llamada FaceTime semanal con mi hijo de 35 años, que vive en Los Ángeles.

¿Qué esperas conseguir con tu Maratón Lingoda?

Tengo un nivel B1.1 en conocimiento pasivo, pero pensé que el proceso Lingoda sería ideal para convertir lo pasivo en activo. Así que he estado dando clases de nivel A2.1 y A2.2. Además, la variedad de profesores y alumnos en las clases consigue un entorno más realista de comunicación. Aprendemos a hablar en el regazo de nuestra madre, pero con el tiempo necesitamos hablar con otra gente. Lingoda nos ofrece la oportunidad, con sus grupos reducidos.

¿Qué destacarías de tu camino en el aprendizaje del idioma hasta ahora?

Una clase, con un profesor llamado Andrés, supuso todo un reto, porque una estudiante (una rusa de 17 años) no sabía una palabra de inglés y hablaba con acento argentino, porque había vivido allí. Andrés, que es colombiano, empezó a hablar con acento argentino. ¡Fue una experiencia increíble!

En el oral, ha sido estupendo recibir elogios porque mi pronunciación en español es mucho mejor de lo que se espera de un anglófono americano. Preparar tres frases cortas para la presentación al principio de cada clase también me ayudó a aumentar mi confianza.

¿Hay algo que te resulte especialmente difícil de dar clases con Lingoda?  

Hace doce años que uso audífonos. Me ayuda que los participantes usen la cámara porque me di cuenta de que leo los labios para mejorar mi comprensión, incluso en español, la lengua que estoy aprendiendo. 

¿Qué consejos darías a aquellos que quieran seguir tus pasos?

Para sacar el máximo partido de cada clase, es importante revisar antes los excelentes materiales de la lección, ver las palabras o frases nuevas. También, preparar una lista de preguntas claras y concisas para el profesor.

¿Qué esperas hacer cuando hayas completado el Maratón?

Espero lograr dar 54 clases grupales en 90 días y planeo usar el 50 % de mi crédito para seguir con Lingoda al menos dos meses más. ¡Cinco meses por el precio de tres no está nada mal!

Mi objetivo es conseguir un nivel C1 en español, tanto en comunicación activa como pasiva. Me encantaría visitar las islas Galápagos, que pertenecen a Ecuador, y poner en práctica mis conocimientos de español.

Todavía no sé si contarle a mi maravillosa y amable profesora de México que la estoy engañando con Lingoda, dando estas clases grupales mientras sigo estudiando con ella… ¿Debería dejar que piense que es una profesora mejor incluso de lo que ya es? 

Los consejos

Como médico parcialmente jubilado y estudiante de español, Paul sabe un par de cosas acerca de establecer prioridades.

Recuerda sus consejos:

  •   Da las clases cuando estés más «despierto». ¿Eres madrugador o más bien un ave nocturna?
  •     Repasa los materiales de la lección antes de empezar la clase.
  •     Prepara una serie de preguntas para tu profesor.

¡Pues ahí lo tienes! ¡¿Debería Paul decirle a su profesora por qué sus conocimientos de español están mejorando de manera tan espectacular?! 

Elige un idioma y haz el test de nivel gratuito de Lingoda

Inglés

Alemán

Francés

Español

¿Estás listo para empezar a aprender con Lingoda?

Personaliza tu plan de aprendizaje y disfruta aprendiendo idiomas.

Pin It on Pinterest

Share This