El Maratón de Lingoda: 90 días Aprendiendo Alemán con Evgeniya

por Lingoda Team
September 20, 2019

¿Por qué participar?

Evgeniya es una exitosa artista por cuenta propia y quería inscribirse en un curso en su escuela de arte local. De modo que aprender alemán pasó a ser algo prioritario para ella. Sin el idioma, temía no poder aprovechar el curso tanto como necesitaba.

Evgeniya se decidió a participar en el Maratón Lingoda tras ver a la estrella de YouTube Anastacia Kay recomendándolo. 

Maratón Lingoda: Preparándose para el reto

Una clase de prueba ayudó a Evgeniya a conocer su nivel de alemán y también la plataforma educativa de Lingoda. Aunque su profesor le sugirió empezar en el nivel B1, Evgeniya decidió apretar un poco y comenzar en el B2.

Evgeniya tenía problemas con la conexión de internet en casa. Así que le pidió a un amigo ir a su casa a dar la clase si su conexión fallaba. Al final no necesitó la hospitalidad de su amigo, pero el plan alternativo le daba tranquilidad.

90 días de dedicación

El 1 de enero del 2018 la vida de Evgeniya cambió por completo. Lingoda y el Maratón de Idiomas se convirtieron en su principal objetivo. Se pasaba el día planeando y preparando las clases, y repasando lo que había aprendido. Al principio del Maratón tuvo algunos problemas técnicos, pero pudo resolverlos en el momento.

La vida de Evgeniya giraba en torno al curso, y no dejaba de hablar de ello con familiares y amigos. Incluso compartía novedades con sus seguidores de Instagram, los cuales se interesaban mucho por su progreso.

Fue difícil, pero consiguió encajar las clases en su rutina diaria: una intensa vida familiar, trabajar como freelance, pintar, escribir un blog sobre Berlín y pasear a su perro (un basenji).

Lingoda Marathon

Preparados, listos… ¡ya!

Cada mes el maratón era una experiencia diferente. Enero fue emocionante y con algunos pequeños problemas técnicos. Evgeniya conoció a mucha gente de todas partes del mundo, tanto profesores como alumnos.

Entonces la mayoría de alumnos eran estudiantes de medicina rumanos cuya universidad les exigía aprender alemán. Evgeniya recuerda lo divertido que era encontrar a los mismos estudiantes en casi todas las clases. También le gustaba mucho poder llegar a conocer un poco más a esas personas.

Febrero, el ecuador del reto, fue el mes más duro. Volvió a tener problemas técnicos, y la gripe se lo hizo todo más complicado. Evgeniya llegó a dar dos clases estando muy enferma y con mucha fiebre.

Marzo fue un poco más fácil y más estable. Esta vez Evgeniya reservó el mes entero por adelantado. Así pudo escoger los temas más interesantes a las horas más convenientes.

También hubo otros retos. Evgeniya recuerda cómo una vez se confundió con el sistema a. m./p. m. (en Rusia es más común el modelo de 24 horas). Así, una clase matinal se convirtió en clase nocturna después de una cena con amigos… y un par de copas.

Lo más importante de todo es que Evgeniya no solo dependía de Lingoda para aprender alemán. Compaginaba estas clases con clases particulares. Era duro, pero seguía centrada en su objetivo: hablar alemán con fluidez.

Finalmente, ¡el triunfo!

Al final, Evgeniya se sintió satisfecha… y aliviada. Mejoró notablemente su alemán hablado y obtuvo un certificado B2. Esto la ayudó a aprobar un examen de alemán y solicitar el ingreso en la universidad de sus sueños. Ahora descansa tras su curso intensivo y prepara el TestDaF, un examen para hablantes de alemán no nativos.

Participa en el nuevo Maratón de Alemán de Lingoda

 

Elige un idioma y haz el test de nivel gratuito de Lingoda

¿Estás listo para empezar a aprender con Lingoda?

Personaliza tu plan de aprendizaje y disfruta aprendiendo idiomas.