Las mejores ciudades para aprender francés en Francia

Las mejores ciudades para aprender francés en Francia

Por Lingoda Team
October 13, 2016

No se puede negar la importancia de la lengua francesa ni los beneficios de aprenderla. Junto con otros idiomas, como el inglés, el chino mandarín o el español, el francés es una de las lenguas más habladas del planeta. Se estima que unos 270 millones de personas hablan francés, ya sea como lengua materna o como lengua extranjera. Es un idioma oficial en países de todo el mundo, y también en muchas organizaciones internacionales (puedes descubrir más información acerca de los países francófonos aquí).

Si estás estudiando francés, pasar una temporada en una ciudad de habla francesa mejorará muchísimo tus conocimientos, especialmente en lo que respecta a la comprensión oral y para ganar confianza al hablar. Incluso en las principales ciudades de Francia, en vez de comunicarse en inglés con los extranjeros, los ciudadanos prefieren hablar en su propia lengua. Esto quiere decir que, si te mudas a Francia durante un tiempo, experimentarás una verdadera inmersión lingüística y te verás obligado a salir de tu zona de confort.

Hace unas semanas hablamos de las mejores ciudades para aprender español en España, y ahora es el turno de Francia. En este artículo te presentamos 6 de las principales ciudades del país y las razones por las que son un buen lugar para que mejores tus conocimientos de francés. No obstante, además de las ciudades que mencionamos a continuación, también hay muchas otras por las que podrías decantarte, como, por ejemplo, Rennes, Nantes, Montpellier, Lille, Ruan o Grenoble.

Asimismo, si prefieres aprender francés en un lugar diferente, puedes visitar muchas otras ciudades alrededor del mundo, tales como: Bruselas, en Bélgica; Ginebra, en Suiza; Quebec, en Canadá; Dakar, en Senegal; la isla caribeña de Guadalupe; o Reunión, una pequeña isla en el Océano Índico.

 

Dónde aprender francés

 

1. París

Región Isla de Francia
Situación Noreste
Población 2.229.621 habitantes

París es la capital de Francia y una de las ciudades más importantes del mundo. Si visitas París, pronto comprenderás porqué se la conoce como “la ciudad de la luz” o “la ciudad del amor”, ya que los encantos que ofrece París son únicos y enamoran prácticamente a cualquiera. París es una metrópolis internacional con un ambiente multicultural. Las posibilidades para aprender francés en París son enormes, y también lo es la variedad de actividades culturales y de ocio de las que podrás disfrutar. Un punto en contra: en comparación con otras ciudades francesas, París puede resultar un destino de viaje bastante caro.

 

2. Lyon

Región Auvernia-Ródano-Alpes
Situación Este
Población 500.715 habitantes

Para aquellos que quieran disfrutar de las ventajas de París con precios más asequibles, Lyon es una buena opción. Esta ciudad del este de Francia está considerada la capital de la gastronomía (lo que es todo un honor en un país tan famoso por la calidad de su cocina), así que allí no solo tendrás la oportunidad de llenar tu mente, sino también de satisfacer tu paladar. En los últimos años el número de estudiantes en Lyon ha crecido mucho, por lo que podrás disfrutar de un ambiente joven y muchas opciones de entretenimiento a lo largo de todo el año.

 

3. Marsella

Región Provenza-Alpes-Costa Azul
Situación Sureste
Población 852.516 habitantes

Marsella es la segunda ciudad más grande de Francia después de París, y es una verdadera joya del Mediterráneo que puede presumir de una maravillosa y soleada costa. Su magnífico paisaje y su agradable clima contribuyen a que esta ciudad sea muy popular entre los turistas, los inmigrantes y los estudiantes internacionales, lo que resulta en una sociedad muy variada con gente de todas partes del mundo. Cerca de Marsella se encuentran también las encantadoras ciudades de Aix-en-Provence y Tolón.

 

4. Toulouse

Región Occitania
Situación Sur
Población 458.298 habitantes

Toulouse es la cuarta ciudad de Francia en cuanto a población, por lo que tiene un estilo de vida animado y una cultura notable, sin ser tan agobiante como París puede llegar a ser. Es uno de los destinos estudiantiles más típicos dentro de Francia, y también es popular entre los estudiantes internacionales. Aunque no esté en la costa, como Marsella o Niza, tiene una buena situación cerca de los Pirineos y de la frontera con España.

 

5. Burdeos

Región Nueva Aquitania
Situación Suroeste
Población 241.287 habitantes

Puede que Burdeos no sea una gran ciudad, pero sus universidades tienen una reputación muy buena y sus habitantes tienen fama de acoger con mucho cariño a los turistas y a los inmigrantes. Esta pintoresca ciudad es una de las capitales mundiales del vino y también es conocida por su gastronomía, por lo que es el destino perfecto para los amantes del buen vino y la buena comida. ¿Qué mejor que practicar tu conversación en francés mientras disfrutas de una deliciosa copa de Burdeos tinto?

 

6. Niza

Región Provenza-Alpes-Costa Azul
Situación Sureste
Población 343.629 habitantes

Al igual que Marsella, Niza recibe a personas de todo el mundo, que vienen atraídas por el clima soleado y la magnífica costa, y se quedan por la rica cultura y la calidad de vida. En Niza encontrarás muchos estudiantes internacionales, pero los precios no son tan asequibles como en otras ciudades, ya que la Costa Azul al sureste de Francia es una zona bastante lujosa. Está situada muy cerca de Mónaco y de la frontera con Italia. Los amantes del cine seguro que valorarán que esté a menos de una hora de Cannes, sede de uno de los festivales de cine más importantes.

 

Aprende francés con Lingoda ¡y prepárate para descubrir Francia!

Si tienes pensado mudarte a Francia por un tiempo, ya sea para trabajar o para estudiar, puedes refrescar tu francés con antelación mediante uno de nuestros cursos de francés online. Todos nuestros profesores son nativos, por lo que tendrás la oportunidad de familiarizarte con los diferentes acentos y con la forma en que el francés se habla en la vida real, no solo en los libros de texto.

Del mismo modo, si ya vives en un país francófono y necesitas mejorar tu nivel, puedes beneficiarte de la flexibilidad de nuestros cursos. Impartimos clases todos los días y a cualquier hora, por lo que tienes la opción de aprender a tu propio ritmo y diseñar tus horarios de acuerdo con tu estilo de vida. Por último, pero no menos importante, si estás de vuelta en casa tras haber vivido en Francia y quieres seguir mejorando tus conocimientos de francés en una forma que no interfiera con tu ya de por sí ajetreada rutina diaria, ¡Lingoda es la solución perfecta para ti!