Duolingo, Babbel y Lingoda a examen

por Erin McGann
September 10, 2020

Hay muchas opciones para aprender idiomas, especialmente para aquellos que no son capaces de comprometerse con las clases presenciales. Pero ¿cuál es la mejor? Echemos un vistazo a algunas de las opciones más populares para aprender un idioma a distancia: Duolingo, Babbel y Lingoda.

¿Por qué querrías aprender un idioma de esta manera?

Hay quien te dirá que la única manera de aprender un idioma es en persona, con un profesor de verdad que haya crecido hablando ese idioma. Por supuesto, esa es una excelente manera de aprender un idioma, pero no es para todos. Por lo general, es caro y también requiere un compromiso a largo plazo, por no hablar de que hay que asistir a las clases y ajustarlas a tu horario. No es factible para todos. Además, hay muchas razones por las que puedes querer aprender un idioma: tal vez solo quieres aprender unas cuantas frases antes de irte de vacaciones, o poner un poco en forma el cerebro.

Duolingo

Cuando Duolingo lanzó su aplicación en 2012, introdujo una manera nueva y sencilla de abordar el aprendizaje de idiomas. Ahora, parece que todo el mundo ha tratado de aprender un idioma en Duolingo, incluso alguno inventado como el klingon o el dothraki. El búho verde es simpático, y los personajes que aparecen, con sus chistes de zombis, son bastante divertidos. Si estás empezando con un idioma, Duolingo es una forma genial y gratuita de aprender algunas palabras y frases sencillas. También ofrecen una lista increíblemente larga de idiomas. Sin embargo, las frases que tienen para practicar son a menudo bastante aleatorias, y la verdad es que esto no te ayudaría a desenvolverte en situaciones del mundo real, a menos que el conductor de tu autobús te pregunte a menudo acerca de los osos invisibles.

A medida que avanzas, ves que las reglas de gramática apenas se explican, a menos que estés utilizando la versión web, e incluso entonces no es demasiado útil. Si conoces un poco del idioma y quieres empezar en un nivel intermedio, Duolingo no te ayuda a decidir en qué punto empezar. En los últimos años, han introducido Duolingo Stories para ayudar a la gente a practicar el lenguaje con más de una frase a la vez. Duolingo es divertido, pero solo con esta aplicación nunca llegarás a hablar de forma fluida.

Babbel

Esta plataforma de aprendizaje de idiomas online es más completa que Duolingo, y con ella tienes más posibilidades de ser capaz de conversar en el idioma que estás aprendiendo. Pero no es gratis, por lo que no es la mejor opción para algunos estudiantes ocasionales. Babbel cubre 14 idiomas, y puedes usar una aplicación para el teléfono o la página web. Te permiten realizar un test de nivelación si conoces un poco del idioma que quieres aprender, lo cual es muy útil. La versión para el navegador web tiene más opciones que la aplicación y, al igual que con Duolingo, si realmente quieres aprender la gramática deberías usar la versión de escritorio. Definitivamente, Babbel no es intuitivo de usar y tuve problemas para utilizar la aplicación, y llegué incluso a cometer errores por culpa de la interfaz de usuario, y no por el idioma en sí. Como método de aprendizaje, si alguna vez has utilizado Rosetta Stone, un antiguo software de aprendizaje de idiomas, es muy similar.

Aunque se ve que es más completo que Duolingo, y hay más cosas para aprender, Babbel sigue estando limitado, ya que es una aplicación. Es bastante fácil perderse en la gramática, o sentir que no se ha entendido un concepto. Yo lo estaba usando para aprender alemán, y me pareció que la entrada de texto era increíblemente confusa y no muy útil, y además no había letras mayúsculas y minúsculas. Esta es una parte bastante importante de la lengua alemana, así que me resultó muy extraño que no lo tuvieran en cuenta.

Lingoda

Lingoda, por otro lado, es una escuela de idiomas online, no una plataforma o una aplicación. Todo está online, por lo que dispones de la flexibilidad de aprender dondequiera que estés, siempre y cuando tengas una conexión a internet. Por supuesto, no es gratis, pero aprendes mucho más por el tiempo que pagas que con Babbel.

En vez de estar tú solo, moviéndote por lecciones impersonales que pueden no tener nada que ver con lo que haces en tu vida diaria o con el motivo por el que estás aprendiendo un idioma, con Lingoda estás en una pequeña clase de cinco personas (o en una clase particular, si lo prefieres) con un profesor nativo en vivo. Él es quien te guía a través de la lección, pero también te pregunta cosas, te hace practicar con otros estudiantes y se asegurará de que entiendes ese punto gramatical que se te resiste. Tu pronunciación mejora en una clase de Lingoda, cosa que no puedes conseguir con una aplicación. El otro día pasamos cinco minutos hablando de los distintos nombres que tiene la cuenta de un restaurante en diferentes partes del mundo de habla alemana, para aclarar uno de los ejercicios del material de la clase. Este es el tipo de cosas que te convierten en un buen hablante del idioma que estás aprendiendo.

Después de haber probado Duolingo, Babbel y Lingoda, realmente tengo que decir que la mejor inversión, tanto de tiempo como de dinero, es Lingoda.

Probar Lingoda

Entra hoy mismo en la web de Lingoda y consigue tu prueba gratuita de 7 días con nuestros profesores nativos. Puedes aprender inglés, inglés de negocios, alemán, español o francés.

Elige un idioma y haz el test de nivel gratuito de Lingoda

¿Estás listo para empezar a aprender con Lingoda?

Personaliza tu plan de aprendizaje y disfruta aprendiendo idiomas.