Kæn juː riːd ði aɪ-piː-eɪ? Al leer esta pregunta, podrías pensar que te has topado con un blog escrito en klingon. No temáis, terrícolas. La frase anterior está escrita en Alfabeto Fonético Internacional (IPA, por sus siglas en inglés: International Phonetic Alphabet), y al final de la lección no solo sabrás cómo leerlo, sino que también querrás usarlo en tu aprendizaje de idiomas.

¿Qué es el IPA o Alfabeto Fonético Internacional?

El IPA es una forma escrita de mostrar cómo se pronuncian las palabras. Si lo conoces, puedes leer una palabra en cualquier idioma y saber cómo pronunciarla. ¡¿No es increíble?!

En este caso, nos vamos a centrar en los sonidos ingleses en el alfabeto fonético. Son estos:

¿Qué es el IPA o Alfabeto Fonético Internacional?

¿Puedes leer la frase del principio usando la tabla?

Podrías pensar que ya no es necesario leer los símbolos de pronunciación porque puedes acudir a Google Traductor para que te lea la palabra. Bueno… Si alguna vez has oído la voz de Google diciendo una palabra en tu propio idioma, ya sabrás que en el mejor de los casos puede resultar un poco robótica, y eso si no está mal directamente. Así que ser capaz de leer cómo hay que pronunciar una palabra sigue siendo algo francamente útil.

Por qué necesitamos el IPA en inglés

En algunos idiomas, basta con ver una palabra escrita para saber cómo pronunciarla. Estos idiomas son fonéticos, y entre ellos se incluyen el polaco y el finés (sí, esos lenguajes superútiles y tan ampliamente hablados). Sin embargo, es posible que ya hayas descubierto que el inglés no es un idioma fonético. Esto hace que resulte muy difícil saber cómo pronunciar una palabra que solo has visto escrita. Tomemos el ejemplo de la palabra “”read””; se puede pronunciar /ri:d/ o /rɛd/ dependiendo del contexto. Además, el mismo sonido se puede conseguir con diferentes letras. Por ejemplo, “”he””, “”believe””, “”machine”” y “”sea”” tienen el mismo sonido /i:/, pero con grafías diferentes. Del mismo modo, la misma letra puede tener diferentes sonidos; “”thing”” /θ/ y “”the”” /ð/, por ejemplo. En cualquier caso, el IPA es francamente útil y evita que pronunciemos mal incluso palabras sencillas como “”parent”” /ˈpeərənt/ y “”mountain”” /maʊntɪn/. (¿Son solo mis alumnos los que insisten en decir parrent y mountayn?)

Uso de la tabla fonética

Una cosa increíble del IPA para el inglés es que te indica cómo mover la boca para pronunciar los sonidos. Los esquemas del gráfico te indican cómo tienes que colocar la boca, la lengua y la mandíbula. Observa los monoptongos (vocales con un solo sonido). Ahora imagina a una persona caminando hacia esta tabla desde la derecha y tratando de tragársela. Seguramente se atragantaría, pero vería exactamente cómo pronunciar los sonidos.

Observa los monoptongos (vocales con un solo sonido).

El sonido /i:/ viene de la parte delantera superior de la boca, con la mandíbula ligeramente abierta. El sonido /ɒ/ viene de la parte posterior inferior de la boca, con la mandíbula mucho más abierta. También te darás cuenta de que, si avanzas de izquierda a derecha, por ejemplo de /i:/ a /u:/, tu sonrisa se irá haciendo más pequeña y en la última letra prácticamente estarás poniendo los labios como para dar un beso.

Las consonantes están dispuestas de manera similar en la tabla fonética.

Las consonantes están dispuestas de manera similar en la tabla fonética. Desde /p/, en la parte delantera de la boca, hasta /g/, en la parte posterior. La fila superior son los sonidos oclusivos (sonidos en los que se detiene momentáneamente la salida del aire y luego se libera). La fila central son los sonidos fricativos (los sonidos se crean por fricción y puedes hacerlos más largos, como /s/: ssssss. La fila inferior incluye una variedad de sonidos; el inglés, una vez más, no se amoldará completamente.

¿Qué más puede decirme la fonética?

Una palabra o frase escrita fonéticamente también te dice qué sílabas debes acentuar. La sílaba acentuada está representada por un apóstrofo – ‘ – colocado delante de ella. Esto siempre resulta útil, pero aún más cuando nos encontramos con palabras que se escriben de la misma manera, pero que se acentúan de forma diferente. Tomemos la palabra “”record””. Como sustantivo se pronuncia /ˈrɛkɔːd/, con el acento en la primera sílaba, y como verbo es /rɪ’kɔːd/, con el acento en la segunda sílaba.

El IPA también se puede utilizar para indicar cómo se pronuncian los diferentes acentos de un idioma. ¿Te imaginas hablando como un viejo cockney? Te ayudará saber que “”think”” se pronuncia /fɪŋk/ en lugar del habitual /θɪŋk/. Si eres como mis estudiantes, el acento cockney te parecerá mucho más fácil.

Si quieres hablar como alguien del norte de Inglaterra, te será útil saber que muchas palabras contienen una oclusión glotal. Este no-sonido se transcribe como /ʔ/. Se puede encontrar en palabras como “”bottle””, donde la t se pierde y se reemplaza por una especie de bocanada de aire: /bɒʔl/.

Practiquemos la lectura del alfabeto fonético

ði aɪ-piː-eɪ ɪz ˈrɪəli ˈjuːsfʊl.

ˈɪŋglɪʃ ɪz nɒt ə fəʊˈnɛtɪk ˈlæŋgwɪʤ.

ðæts ði ɛnd ɒv ðə blɒg!

El IPA puede evitar que confundas tu /dɪˈzɜːt/ con el /ˈdɛzət/: la diferencia de comer tarta de chocolate en lugar de arena después de la cena. Y solo por eso ya es importante que aprendas a leer el alfabeto fonético.

Si quieres ganar confianza al hablar con nuestros profesores nativos, entra en la web de Lingoda y regístrate hoy mismo para obtener una prueba gratuita de 7 días.