Cómo formar frases simples en alemán
por Jakob Straub
February 03, 2021
Cómo formar frases simples en alemán

Todo aquel que aprende inglés sabe cómo se estructuran las oraciones en esta lengua: sujeto, verbo, objeto. En muchos casos, el orden de las palabras en alemán, o “Wortstellung”, sigue las mismas reglas básicas, pero este idioma puede ser más flexible y, por lo tanto, más confuso para los estudiantes. Si quieres dominar el alemán tienes que saber cómo construir oraciones. A continuación, te daremos las nociones básicas, así como algunas reglas y, por supuesto, ¡nuestros mejores consejos!

Construir oraciones básicas en alemán de forma correcta

La estructura de la frase: paralelismos entre el alemán y el inglés
Para empezar, la estructura de las frases más sencillas en alemán sigue el ejemplo del inglés, con el orden SVO: primero el sujeto, después el verbo y el objeto al final. Esto significa que puedes traducir de forma literal enunciados simples en inglés al alemán:

“I’m eating cake” pasa a “Ich esse Kuchen.” (Yo estoy comiendo tarta.)
“You see the house” = “Du siehst das Haus.” (Tú ves la casa.)
“They follow the rules” = “Sie befolgen die Regeln.” (Ellos siguen las reglas.)

Aprender idiomas tiene verdaderos beneficios en tu salud mental.

Frases en alemán con verbos auxiliares

Sin embargo, las oraciones alemanas básicas de pronto se vuelven complicadas cuando empiezas a hacer referencia a cosas del pasado o quieres expresar condiciones. En muchos casos necesitarás un verbo auxiliar y por lo tanto, de pronto, nos encontramos con que la oración tiene dos verbos. Para estructurar esa oración de forma correcta, tendrás que saber cuál es el verbo dominante.

Esto es fácil: el verbo dominante siempre es el que aparece conjugado, y verás que coincide con la partícula auxiliar del verbo. La otra parte del verbo aparece en infinitivo o se conjuga según el tiempo verbal, como el pasado o el futuro, o en voz pasiva. Los verbos auxiliares en alemán son “haben”, “sein” y “werden”: “haber”, “ser” y el auxiliar del futuro.

Ich habe ein Boot gekauft. = He comprado un barco.
Du bist zu spät gekommen. = Has llegado demasiado tarde.
Er wird belogen. = Le están mintiendo.

Guía para principiantes en el aprendizaje de idiomas

Formación de frases en alemán con verbos modales

Los verbos modales forman un predicado junto con el infinitivo de otro verbo para especificar o caracterizar la relación entre el sujeto y el verbo en una oración. La estructura de estas oraciones es la misma que con los verbos auxiliares. Sin embargo, las construcciones modales también son posibles con otros verbos, que forman el infinitivo con “zu”: “Du brauchst das nicht zu tun” significa “No tienes que hacer eso.”

Verbos modales alemanes:

  • Dürfen = estar permitido, poder
  • Können = ser capaz de, poder
  • Mögen = gustar
  • Müssen = tener que, deber
  • Sollen = debería
  • Wollen = querer

Cómo se estructuran las preguntas en alemán

Cuando se formula una pregunta básica en alemán, la frase tiene una estructura similar al inglés o al español, en el sentido de que se suele empezar la pregunta con una palabra interrogativa: cuándo, por qué, qué, etc. Sin embargo, también se puede formular una pregunta sin ninguna de estas partículas. En ese caso, la parte conjugada del verbo se coloca en primer lugar, abriendo la pregunta, mientras que la segunda parte del verbo va al final:

Hast du das gemacht? = ¿Has hecho tú eso?
Haben Sie schon gegessen? = ¿Ya ha comido usted?
Könnt ihr etwas sehen? = ¿Podéis ver algo?

Palabras interrogativas en alemán:

  • Warum = por qué
  • Was = qué
  • Wann = cuándo
  • Wo = dónde
  • Woher = de dónde
  • Wohin = a dónde
  • Wer = quién
  • Wen = a quién
  • Wessen = de quién
  • Wem = para quién, de quién
  • Wie = cómo

Creación de frases con conjunciones

Una conjunción conecta dos oraciones o dos partes de una oración. Una de esas partes puede depender de la otra, y se trata por tanto de una oración de relativo. La estructura de estas frases es distinta del inglés. La parte dependiente de una oración, conectada a la principal con ciertas conjunciones, utiliza un orden de palabras diferente. La estructura que se sigue es CSOV: conjunción, sujeto, objeto, verbo. Lo más importante que hay que recordar es que el verbo se coloca al final de la oración de relativo.

  • Er sagt, dass er beschäftigt ist. = Dice que está ocupado.
  • Ich weiß nicht, ob ich das kann. = No sé si puedo hacer eso.
  • Ich bleibe daheim, weil es regnet. = Me quedo en casa porque está lloviendo.
  • Wir essen, bis nichts mehr da ist. = Comemos hasta que no quede nada.

Conjunciones alemanas habituales:

  • Wie = como
  • Weil = porque
  • Als / wenn = cuando
  • Falls / wenn = si/en caso
  • Bis = hasta
  • Dass = que
  • Ob = si
  • Obwohl / obgleich = aunque
  • Als ob = como si
  • Da = ya que
  • Seit / seitdem = desde
  • Bevor / ehe = antes
  • Nachdem = después
  • Damit = de modo que
  • Während / indem = mientras
  • Sobald = tan pronto como
  • Sodass = por lo tanto
  • Solange = hasta que
  • Trotzdem = a pesar de

Reglas para construir oraciones sencillas en alemán

Si quieres memorizar las reglas, esto es lo que tienes que saber para formar oraciones sencillas en alemán:

El orden básicamente es SVO: sujeto, verbo, objeto.
El verbo, ya sea el verbo principal o la parte conjugada del verbo, siempre debe ser el segundo elemento de la oración.
Si el sujeto no precede al verbo, esto es, al verbo principal o a la parte conjugada, debe seguirlo inmediatamente después.

Los mejores idiomas del mundo

Estructura de la oración: tiempo, modo, lugar

Las oraciones en inglés siguen este orden: lugar, modo y tiempo. Y esta es otra diferencia respecto al alemán. “I am going to class by bike today” (Hoy voy a clase en bicicleta) es un buen ejemplo de cómo estructura la información el inglés: primero el lugar (to class), luego el modo (by bike) y finalmente el tiempo (today) del inglés.

La estructura alemana sería “Ich fahre heute mit dem Rad zur Schule”. El tiempo (heute) aparece en primer lugar, seguido del modo (mit dem Rad) y el lugar (zur Schule).

Sin embargo, en alemán se puede romper esta regla de tiempo, modo y lugar, así como el orden de sujeto, verbo y objeto, para resaltar una de estas partes.

  • “Wir sind gestern angekommen” (Llegamos ayer) puede convertirse en “Gestern sind wir angekommen” (Ayer llegamos), si quieres resaltar el tiempo.
  • “Ich liebe dich” (Te amo) puede convertirse en “Dich liebe ich” si realmente necesitas enfatizar el objeto, en este caso, la persona que amas.
  • “Wir wollen schwimmen” (Queremos nadar) puede convertirse en “Schwimmen wollen wir” en caso de que se necesite resaltar el verbo, es decir, la actividad que deseamos hacer.

Consejos para formar frases simples en alemán

El verbo se coloca al final de la frase cuando…
Una de las mayores dificultades cuando uno aprende alemán es que muchas veces hay que colocar el verbo al final de la frase. Los más importantes que debes recordar son los verbos auxiliares, los modales y las subordinadas de relativo.

La parte conjugada del verbo, ya sea el verbo auxiliar o un verbo modal, aparece en la oración en su posición habitual, pero el infinitivo se coloca al final. Esto puede ser confuso para los estudiantes, porque el infinitivo es el que expresa lo que está pasando y por lo tanto tiene cierta importancia; sin embargo, es necesario estar muy atento y conjugar correctamente el primer verbo.

En una oración de relativo, el sintagma verbal también aparece al final de la oración, pero en el orden opuesto. El verbo principal, auxiliar o modal se coloca en último lugar.

¿Es un adjetivo o es un adverbio? ¡La guía definitiva!

Encajar los adverbios en el rompecabezas

Recuerda que en alemán, tiempo, modo y lugar se colocan de manera diferente en la frase respecto al inglés. Los adverbios no tienen por qué ser una única palabra en cada uno de los tres casos, sino que pueden estar formados por expresiones más largas y más complicadas. Por ejemplo:

Tiempo: heute morgen (esta mañana)
Modo: schnell und außer Atem laufend (corriendo rápido y sin aliento)
Lugar: in der letzten Ecke des Büros (en la última esquina de la oficina)

Inversión de oraciones

En alemán puedes jugar con la estructura de la oración y colocar ciertos elementos, como el tiempo, el modo o el lugar, en la primera posición de la frase. Pero ¡recuerda que el verbo siempre tiene que estar colocado en la segunda posición!

Diferencia las conjunciones

Las oraciones alemanas que comienzan por una conjunción no siguen automáticamente una estructura diferente. Las llamadas conjunciones de coordinación mantienen el orden SVO de la frase. Son las siguientes:

  • Und = y
  • Denn = pues / porque
  • Sondern = sino / pero
  • Aber = pero / sin embargo
  • Oder = o

Por el contrario, las conjunciones subordinantes cambian la estructura de la oración de la forma que hemos explicado antes, y la parte conjugada del verbo se coloca en la última posición.

6 emociones que difieren entre las diferentes culturas

Aprende la estructura de las expresiones del día a día

Por último, presta atención a las expresiones cotidianas que oyes más a menudo, y haz un análisis rápido de la estructura de dichas frases para ver en qué orden aparecen las palabras. Identifica sujeto, verbo, objeto y adverbios, y, a continuación, comprueba que su posición se ajusta a las reglas que acabas de aprender.

¿En qué otras cosas, aparte de en la estructura de las frases, difieren el alemán y el inglés? ¡Descubre las 7 grandes diferencias entre la gramática inglesa y la alemana!

¿Estás listo para empezar a aprender con Lingoda?

Personaliza tu plan de aprendizaje y disfruta aprendiendo idiomas.
Artículos relacionados
Elige un idioma y haz el test de nivel gratuito de Lingoda

Pin It on Pinterest

Share This