Aprender un idioma con una hora al día (y formas fáciles de alcanzar tu objetivo diario)

por Andrea Byaruhanga
September 10, 2020

¿Has pensado alguna vez en aprender un nuevo idioma y luego te desanimas por el tiempo que tienes que dedicarle? Es normal, ya que tienes que emplear varias horas al día.

¿Es así?

¡La verdad es que no tiene por qué serlo!

¿Y si te dijéramos que es posible llegar a hablar con soltura dedicando solo una hora al día? ¡Quédate y te explicamos cómo alcanzar un objetivo diario de 60 minutos y cómo el Sprint de Idiomas puede ayudarte a empezar!

¿Qué es un Sprint de Idiomas?

Aprender durante una hora al día es una forma eficaz y factible de mejorar tu nivel de idioma. El problema es que puede ser fácil perder el ritmo. Un día por aquí, otros dos por allá y, antes de que te des cuenta, has abandonado.

Para ayudarte a alcanzar tu objetivo diario, Lingoda ha diseñado el Sprint de Idiomas. Es un programa intensivo diseñado para que hables con soltura en solo tres meses dedicando una hora de aprendizaje al día. Está estructurado según los niveles del MCER (de principiante a avanzado).

Aquí tienes un resumen de las dos versiones disponibles:

Sprint

Tiempo – 3 meses
Frecuencia – 15 clases al mes
Objetivo – Completar 1 módulo de aprendizaje
Recompensa – 50% de reembolso

Supersprint

Tiempo – 3 meses
Frecuencia – 30 clases al mes
Objetivo – Avanzar 1 nivel completo o progresar hasta el siguiente
Recompensa – 100% de reembolso; test gratuito de expresión oral de Linguaskill from Cambridge (para estudiantes de inglés o inglés de negocios)

Así funciona

Tienes tres meses para completar un Sprint de Idiomas, asegurándote de seguir todas las reglas. En el caso del Supersprint, eso significa que debes asistir a una clase de una hora todos los días durante tres meses. Faltar a clases, llegar tarde o irte antes de tiempo te impedirá cruzar la línea de meta.

Si te esfuerzas al 100% y terminas con éxito, ¡obtendrás un reembolso como premio! Como puedes ver en el gráfico de arriba, cuanto mayor sea el desafío, mayor será la recompensa.

Formas fáciles de alcanzar tu objetivo diario

Está claro que el Sprint de Idiomas está estructurado para asegurarte de que te ciñes a un horario muy riguroso (si quieres ser uno de nuestros ganadores). Necesitas ser aplicado, centrado y disciplinado. Hacer un Sprint es una excelente manera de coger un buen ritmo cuando quieres tomarte muy en serio el aprendizaje de un idioma.

¿Y después de tu Sprint? ¿Cómo puedes seguir alcanzando tu meta diaria una vez que ya no tienes ninguna presión?

Vamos a contarte tres trucos muy útiles que puedes poner en práctica según vas avanzando en tus estudios.

Tres trucos muy sencillos para mantener tus objetivos al aprender un idioma

1. Planificar, planificar, planificar

Un Sprint de Idiomas requiere que completes un cierto número de clases si quieres cruzar la línea de meta y obtener tu recompensa. Esto significa que tienes que planificar todo por adelantado para así asegurarte de que estás apuntado en las clases que quieres, con al menos una semana de antelación. A medida que avanzas en tu Sprint, te convertirás en un experto planificador porque no querrás dejar nada al azar.

Para seguir alcanzando tu objetivo de una hora al día después del Sprint, asegúrate de seguir programando todas tus clases diarias y tus sesiones de estudio para evitar perder días y quedarte atrás.

2. Mantener el hábito

Se tarda unos 66 días en crear un hábito. Durante tu Sprint de Idiomas de tres meses, ¡estarás creando un hábito diario sin darte cuenta! Una vez que eso suceda, aprender durante una hora al día será para ti una parte natural de tu rutina.

Eso sí, ten cuidado de no romper el hábito una vez que hayas terminado tu Sprint. Es verdad que es estupendo (e importante) descansar y recargar las pilas, pero no hagas una pausa durante mucho tiempo. ¡No desperdicies ese impulso y sigue adelante!

3. Dividir

¿Cuántas personas se inscribirían en un Sprint de Idiomas si consistiera en una hora al día durante un año? Probablemente no muchas. El límite de tiempo de tres meses de un Sprint te mantiene motivado y lleno de energía porque el horario intensivo es solo por un breve plazo: ¡puedes ver la línea de meta!

Para seguir cumpliendo tu objetivo diario una vez finalizado el Sprint, necesitas hacer algo similar. Tratar de aprender durante una hora al día por siempre solo hará que te quemes y te rindas.

Divide la carga de trabajo en partes más pequeñas y manejables (30 días seguidos de un breve descanso, por ejemplo). Saber que hay un final a la vista te animará a superarte y a seguir trabajando todos los días. Incluso podrías darte un pequeño premio al final de cada sesión completada.

Una hora al día

¡No renuncies sin haberlo intentado antes! Lo más probable es que tengas suficiente tiempo en tu día para aprender un idioma. Inscríbete en el Sprint para obtener el impulso inicial que necesitas, y luego simplemente sigue estudiando una hora al día.

Si no estás seguro de querer comprometerte con el Sprint, pero quieres aprender un idioma con regularidad, entra en la web de Lingoda y obtén hoy mismo tu prueba gratuita de 7 días.

Elige un idioma y haz el test de nivel gratuito de Lingoda

Inglés

Alemán

Francés

Español

¿Estás listo para empezar a aprender con Lingoda?

Personaliza tu plan de aprendizaje y disfruta aprendiendo idiomas.

Pin It on Pinterest

Share This